0
  • Su carrito esta vacio

    Tu no tienes ningun producto en tu carrito de compras

0
  • Su carrito esta vacio

    Tu no tienes ningun producto en tu carrito de compras

Ingrese su palabra clave

post

Entradas

Como se debe actuar ante una persona que esta sufriendo una crisis epiléptica.

Como se debe actuar ante una persona que esta sufriendo una crisis epiléptica.

En la mayoría de nuestros cursos alguno de los asistentes nos preguntan como se debe actuar ante una persona que esta sufriendo una crisis epiléptica.
Aquí os dejamos que se debe hacer y que no se debe hacer.
Primeros auxilios.
Las personas que conviven con pacientes de epilepsia necesitan conocer qué deben hacer en caso de presenciar una crisis. Se trata de situaciones de riesgo y conocer las medidas adecuadas de primeros auxilios puede evitar lesiones y complicaciones peligrosas.
La mayoría de las crisis epilépticas son breves y terminan por sí mismas, no siendo necesario hacer nada para detenerlas.
Cuando se aplican correctamente las medidas de primeros auxilios durante una crisis se evitan complicaciones que pueden ser peligrosas. A continuación se indica la actitud que debe mantenerse durante los tipos de crisis más habituales.
Actitud ante una crisis generalizada tónico clónica:
-Ayudar a colocarle en el suelo, evitando que se lastime.
-Colocar una almohada o manta doblada bajo la cabeza, para que no se golpee contra el suelo.
-Quitarle las gafas y aflojar el cinturón, la corbata y las prendas de ropa apretadas.
-Retirar objetos punzantes o cortantes con los que se pueda herir, y fuentes de calor con las que se pueda quemar.
-No introducir objetos en su boca ni intentar administrar medicamentos orales.
-No sujetarle con fuerza para evitar sus movimientos.
-Después de la crisis dejarle descansar tumbado sobre un costado. De esta forma si tiene vómitos, saliva o flemas no pasarán a sus pulmones.
Actitud ante una crisis parcial compleja:
-Retirar objetos que puedan ser peligrosos.
-Si el enfermo camina sin rumbo, dirigirle calmadamente hacia zonas sin peligro.
-No inmovilizar o detener por la fuerza al enfermo.
-No enfrentarse si el enfermo parece enfadado o agresivo.
-Si después de la crisis el paciente se encuentra confuso y desorientado o camina sin rumbo, acompañarle hasta que se recupere por completo.
-Una vez recuperado puede permitirse que se vuelva a incorporar a su trabajo o actividad si el paciente lo considera posible.
info@plautoyfor.com

Sin comentarios

Añadir un comentario

Your email address will not be published.

diecisiete − 14 =