0
  • Su carrito esta vacio

    Tu no tienes ningun producto en tu carrito de compras

0
  • Su carrito esta vacio

    Tu no tienes ningun producto en tu carrito de compras

Ingrese su palabra clave

post

Entradas

¿Sabes porque se eligió el 112?

¿Sabes porque se eligió el 112?

¿Has tenido que llamar alguna vez al 112?
Todos conocemos ese número y sabemos que es el número de emergencias.
Pero, ¿sabes porque se eligió el 112?
Te lo contamos.
¿Por qué el número de emergencias es el 112?
A través de este número de teléfono se coordinan todos los operativos que deben intervenir para resolver una situación de urgencia
¿Por qué el número de emergencias es el 112?
En caso de emergencia, marcar el 112. La consigna está clara desde hace tiempo. Ya no hace falta memorizar que el 092 es el teléfono de la Policía Local, el 091 el de la Policía Nacional, el 062 el de la Guardia Civil, el 080 para avisar a los bomberos o el 061 para pedir asistencia sanitaria. A través del 112 se canalizan todas las llamadas de emergencia, desde donde se coordinan todos los operativos que deben intervenir para resolver una situación de urgencia con independencia de la administración de la que dependan. Hasta ahí, todos los ciudadanos lo tienen más o menos claro, pero hay cuestiones que se le escapan a la mayoría. ¿Por qué tres cifras? ¿por qué el 1 y el 2? ¿desde cuándo funciona? ¿cuántos profesionales trabajan en coordinar las llamadas de los ciudadanos? ¿cuáles son las incidencias mayoritarias?
Origen
La creación de un número único de emergencias ya fue recomendada por la Administración Europea de Telecomunicaciones en 1972, pero no pasó a ser obligatorio en la UE hasta 1991. En España tardó varios años en llegar. No fue hasta 1997 cuando se aprobaba un real decreto que facultaba a las comunidades autónomas para la prestación de este servicio.
Por qué esos números
Debían ser tres cifras para evitar llamadas accidentales, y si se estableció que fuera el 112 fue por varios motivos, según apuntan desde Emergencias 112 Andalucía. La primera de ellas es que fueran tres cifras fáciles de recordar para personas mayores y niños. Son los primeros números que se aprenden y además, se pueden servir de la regla nemotécnica de que el 1 y el 1 suman 2.
A estas razones se une otra que es todo un ejemplo de practicidad y lógica en aquellos tiempos. Los teléfonos antiguos, aquellos que tenían un dial al que había que darle vueltas para marcar cada número, ralentizaban mucho la llamada, así que se eligió la secuencia más corta posible.

Sin comentarios

Añadir un comentario

Your email address will not be published.

doce − 3 =